Mirrored Force Resonance: ARMIN STROM estable decididamente la resonancia en el siglo XXXI mediante una revolución relojera

Dos cuerpos oscilantes dispuestos uno inmediatamente al lado del otro se influyen recíprocamente y acaban sincronizándose: este fenómeno físico se conoce como resonancia. ARMIN STROM presenta el Mirrored Force Resonance, un regulador doble resonante desarrollado para una precisión máxima, cuyo mecanismo completo y fascinante  puede verse a través de la esfera del reloj.

El concepto de resonancia

La resonancia es una técnica relojera sofisticada y exigente, que muy pocos han intentado y  que muchos menos han logrado dominar. En búsqueda de exactitud, precisión y estabilidad de marcha en la relojería, la resonancia exigía generalmente el uso de dos muelles motores, rodajes, escapes y volantes independientes, cada uno de ellos conectado por una cremallera y un piñón para el ajuste fino de la distancia entre dichas piezas. El ajuste preciso de la distancia entre los dos reguladores es necesario para producir una resonancia, gracias a la cual los dos volantes marchan  a una cadencia coincidente en direcciones opuestas, a fin de repartir constantemente la media  de errores para alcanzar una exactitud máxima.

Un cuerpo en movimiento transmite sus vibraciones al entorno. Cuando otro cuerpo, a una frecuencia de resonancia natural similar a la del primero, recibe estas vibraciones, absorbe energía de él y empieza a vibrar a la misma frecuencia de manera solidaria. El primero de ambos cuerpos es el “excitador” y el segundo, el “resonador”.