Klay Thompson: Los Warriors aspiran a ser como los Bulls de Jordan

Mientras los Golden State Warriors se preparan para embarcarse en la búsqueda de lo que podría ser su tercer título en cuatro años, Klay Thompson no se esconde del hecho de que su equipo aspira a ser la versión actual de los Chicago Bulls de la década del ’90 que ganaron seis campeonatos en ocho temporadas con Michael Jordan como abanderado.

“¿Cuántos fueron, seis títulos en ocho años?”, preguntaba Thompson este sábado cuando la prensa indagaba sobre si los Warriors eran lo más cercano que la liga haya visto comparado con aquella dinastía de los Bulls.

“¿Así que nosotros estamos a como un tercio del camino? Creo que es interesante. Todavía tenemos mucho camino por recorrer, pero yo sí veo un seguimiento de la afición y una pasión similar a la que los Bulls despertaban en los ‘90.

“Cada vez que los Bulls venían a mi ciudad, ese era el evento del año. Ahora, cuando los Warriors llegan a una ciudad, ellos son el partido que todos quieren ver. Y nosotros no tomamos eso a la ligera, esa es una posición tan linda en la que estamos. Casi nunca jugamos en una cancha que no esté llena. Eso es tan especial, y difícil de comprender como jugador. Así que creo que estamos cerca (de aquellos Bulls). Aun pienso que todavía no estamos a su nivel, pero eso es lo que nosotros aspiramos a ser como símbolo de la época desde el 2000. Aspiramos a ser esa dinastía que los aficionados de la NBA recordarán para siempre”.

El concepto de la dinastía apareció esta semana mientras los Warriors participan en los Juegos Globales de la NBA contra los Minnesota Timberwolves que se llevan a cabo en China. Los Warriors son campeones exitosos y cuentan con cuatro de los mejores jugadores de la liga como Stephen CurryKevin DurantDraymond Green y Thompson, lo que los ha convertido en una sensación total en las ciudades de Shenzhen y Shanghai.

La gente espera por horas para poder echarles un vistazo a sus jugadores favoritos y llenaron la cancha desde temprano en Shenzhen para ver a Curry y sus compañeros precalentar antes del partido.

El nivel de popularidad obtenido por los Warriors, tanto en Estados Unidos como a nivel mundial, solamente es comparable con lo que Jordan y los Bulls generaban durante sus años más exitosos.

“Era divertido hace unos años cuando estábamos persiguiendo aquella temporada de los 73 triunfos”, dijo Thompson. ‘El mero hecho de ser comparados con ese equipo es un honor. Definitivamente nos motiva. Me encantaría jugar contra Michael Jordan, sería un sueño hecho realidad. Obviamente no contamos con una máquina del tiempo, pero sería muy especial poder ver algo así”.

Steve Kerr, entrenador de los Warriors y tricampeón con los Bulls como jugador, ya está intentando calmar ese tipo de expectativas para su equipo.

“No podemos igualar lo que hicieron los Bulls”, Kerr dijo cuando le preguntaron sobre esa posibilidad a principios de esta semana.

“Ellos ganaron seis campeonatos en ocho años. Nosotros contamos con dos en tres años, lo cual es genial, pero queremos seguir así. Queremos ganar más, así que contamos con la oportunidad de hacer algo genial no solo este año, sino que también en los próximos. Sin embargo, también tenemos que trabajar duro y contar con suerte. Debemos mantenernos saludables, y las circunstancias deben favorecernos, así que nosotros daremos nuestro mejor esfuerzo y disfrutaremos esta montaña rusa mientras estemos en ella”.

Los jugadores han tomado a ese consejo de Kerr a pecho y están disfrutando su fama del otro lado del planeta, conscientes de la adulación que reciben de parte de la gente alrededor del mundo. Kerr no querrá elevar las expectativas para su equipo, pero sus jugadores parecen estar disfrutando discutir su lugar en la historia. Los Warriors, al igual que aquellos Bulls anteriormente, están convencidos de que no pueden ser derrotados si juegan a su mejor nivel.

“Cada año debes decir presente y recuperar esa convicción, sin que importe su talento o lo exitosos que hayan sido la temporada anterior”, Curry dijo recientemente.

“Para nosotros, eso depende de nosotros. Eso es algo que podemos controlar. Y no debemos dormirnos en nuestros laureles, lo cual podemos anticipar, pero échale un vistazo al resto de la liga y como otros equipos se han reorganizado un poco. Será un desafío, pero nada que no podamos afrontar durante la temporada para regresar a las Finales. En verdad debemos mostrar nuestra mejor faceta cada vez que podamos. Eso es todo lo que nosotros podemos hacer”.